La inducción miofascial es la utilizada para el tratamiento del sistema fascial, que forma una red ininterrumpida que controla todos los componentes del organismo y por tanto su funcionalidad. Son técnicas manual que utilizan movimientos tridimensionales y presiones sostenidas en todo el sistema de la fascia para eliminar sus restricciones. Tiene como objetivo devolver la función y eliminar el dolor.

Para mayor información contacte con nosotros aquí.